Se cumplieron 50 años de la misión que hizo historia

En estos días podemos ver en todos los medios de comunicación y redes sociales notas relacionadas con la misión espacial que puso al primer hombre en la luna.

Un hecho sin precedentes en la historia de la humanidad, en lo que fue el resultado de la unión de muchísimas voluntades en pos de un objetivo común.

Militares, científicos de todos los campos posibles, ingenieros, matemáticos… las mentes más brillantes de la época se unieron para planificar y materializar que un vehículo tripulado logre alunizar y regresar de la forma más segura posible.

El Programa Apolo

En los primeros compases de la década del 60 se lanzó el programa Apolo, y recién a finales de 1969 con el lanzamiento del Apolo Xl llevando a bordo a Neil Armstrong, Edwin Buzz Aldrin y Michael Collins se logró la hazaña de pisar la Luna.

La imagen en blanco y negro, el sonido metálico y un poco distorsionado (compararlo con los avances en imagen y sonido que tenemos hoy en día sería absurdo e injusto), y sin embargo, lograba transmitir todo el sentimiento de un acontecimiento único.

Sabemos que la computadora que se utilizó para controlar el Apolo Xl es menos potente que un smartphone de los que usamos hoy en día para pedir un Uber o una pizza…

Increíble, pero es así de cierto. Tanto como que los artículos tecnológicos que hoy en día ayudan a mejorar nuestra calidad de vida y están presentes en todos los órdenes de la vida son el fruto de investigaciones derivadas de aquellas que se llevan a cabo diariamente con fines netamente científicos.

El Avance de la Tecnología

¿Qué significa todo esto? Que gracias a las metas y la búsqueda de lograr hitos fantásticos, la raza humana ha realizado avances científicos y tecnológicos que influyen en el día a día de todas las personas en cualquier lugar del mundo.

En la medicina, en el transporte, obviamente en las comunicaciones, en la alimentación, etc. En cualquier ámbito en el que posamos la mirada, la influencia de la ciencia está vigente y palpable.

A pesar de todos los hechos negativos que podemos enumerar y que deberíamos intentar corregir, no es menos cierto que el ser humano es capaz de lograr cosas maravillosas cuando se lo propone, y que el resultado de ese esfuerzo es beneficioso para toda la humanidad.

Los avances en calidad de vida que se consiguieron desde finales del siglo XlX hasta el día de hoy son innumerables, pero visibles desde todo punto de vista.

La constante búsqueda de respuestas y soluciones a las inquietudes del hombre han impulsado a la humanidad a una era tecnológica en la que se reducen cada vez más los espacios entre logros maravillosos.

¿Cuál Será el Próximo Paso?

“pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad”

Neil Armstrong

Nunca unas palabras fueron tan ciertas. Todo lo que vino después de aquel logro, es consecuencia del proceso y del deseo de mejorar del ser humano.

Desde siempre el hombre buscó la superación, ya sea de forma consciente o inconsciente, y de esa forma se han ido dando pequeños pasos, pero que cada uno forma parte del camino del conocimiento y el avance de la civilización.

Según parece, dentro de poco volveremos a la Luna, y se proyecta el nuevo anhelo del hombre: Marte.

Y podemos estar seguros de que lo vamos a lograr, porque de eso se trata todo; de tener un objetivo y luchar con todas las fuerzas y en equipo para alcanzarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.